Cómo aprender a ahorrar para tu próximo viaje (o cualquier meta personal) sin dejar chueco a tu bolsillo

Cómo aprender a ahorrar para tu próximo viaje (o cualquier meta personal) sin dejar chueco a tu bolsillo

Mi historia de cómo pasé de no ahorrar ni un peso hacia el ahorro con propósito

Desde pequeña siempre me ha gustado el mundo de las finanzas y todo lo que tenga que ver con el manejo del dinero, recuerdo que jugaba al ‘banco’ con mi hermana, y yo casi siempre era la cajera y ella la clienta, porque me gustaba ser la que manejaba el dinero

No muy tarde decidí comenzar a educarme con relación a ello, y fui aprendiendo formas de manejarme mejor. Ahora solo me restaba aplicar todo lo aprendido a mi vida (esta es la parte que más trabajo me costó). De entrada te confieso que no soy una experta, pero si he aprendido algunas cosas en los últimos años, y en este post te compartiré lo que he aprendido y que te pueden servir:

Ok aquí va… *redoble de tambores*

¡Ten un presupuesto!

Tan sencillo como eso. Este será tu mejor comienzo

Si no lo sabías, un presupuesto no es más que una guía que te sirve para identificar el destino de tus gastos e ingresos. Si tienes un presupuesto, tienes la mitad de la batalla ganada. ¡Créeme!

¿Ya lo tienes? De acuerdo, ahora:

  • Planifícate. Debes de estar consciente de a) cuánto ganas y b) aproximadamente cuánto gastas al mes.  Digo aproximado, porque, seamos honestos, siempre hay uno que otro gasto indeseado o mejor dicho “improvisado” que nos saca de nuestros cabales y nos desordena por completo todo. Por esta y más razones, tienes que ser muy realista a la hora de proyectar tus gastos del mes, tanto los fijos como los no tan fijos (transporte, comida, membresías, etc).
  • Organízate. Luego de que sabes lo que ganas y las cosas en las que gastas tu dinero, asígnale una cantidad a cada categoría de gasto, y no olvides reservar una cantidad de tus ingresos para ese próximo viaje (puedes crear una categoría llamada ‘Mi Viaje’ si así lo prefieres).
  • Destina una pequeña cantidad al ahorro. Comienza con lo que puedas. Lo importante es que tu cuenta de ahorros no luzca como un desierto: olvidada y vacía. No quieres esto, ¿verdad? La clave de un buen futuro comienza con una buena planificación.

De seguro estarás pensando, “Pero de qué me sirve ahorrar si es un dinero que no tocaré” o “La vida se hizo para disfrutarla, puedo gastar todo el dinero que quiera” (personalmente yo uso esta mucho, me declaro culpable) o mejor aún “Me gané este dinero con mucho sacrificio y soy yo quien decido cómo y en qué gastarlo”. Y sí, tienes algo de razón en pensar esto, pero no necesariamente son las opciones adecuadas cuando de lograr una meta de ahorro en particular se trata.

A ver te explico, si bien es cierto que “es tu dinero y haces con él lo que quieras” nunca tendrás un límite y esto te llevará a la quiebra, es decir, a gastar más de lo que ganas.

Sabemos que la vida se hizo para disfrutarla, pero ¿qué mejor que disfrutarla con una cantidad segura de dinero?

  • Trázate metas. En el tiempo que consideres prudente: pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales o al año, de una X cantidad que desees ahorrar. Esto te ayudará a ahorrar con propósito, y te motivará a tener reunida la cantidad que necesitas para tu meta más rápido.
  • Haz lo que puedas. No quieras correr antes de caminar. Tus metas deben de ser realistas e ir de la mano con tus ingresos reales. Hay que ser flexibles y realistas. Haz lo que puedas, pero establece un monto mínimo de ahorro al mes para que tengas mayor control y seguridad de que estás logrando tu meta.
  • Hazlo por ti. De verdad, hazlo por ti. No porque lo estás leyendo aquí o porque otro más te lo pida. Cumple para cumplir tus sueños. El ahorro es un hábito saludable y muy beneficioso que, con mucha disciplina, te ayudará a cumplir tus más anheladas metas y sueños: ya sea ese viaje al Caribe que tanto deseas, un nuevo automóvil, el inicial de tu casa, un nuevo equipo o simplemente tener un fondo de emergencia.

“Sea cual sea la razón detrás de tu ahorro, no importa. Lo que sí importa es que debes de comprometerte y decidir pasar a la acción para alcanzar esa meta.”

Ahorrar es sencillo, sólo tienes que estar claro de tu porqué y como te dije (y vuelvo y lo repito), debes de ser realista. Recuerda que lo poco se convierte en mucho si hay consistencia. Y tú, ¡eres capaz de eso y mucho más!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Nabila

    Déjame yo guardar esto

Deja una respuesta